CUANDO IR A GIRONA?

19/06/2018

Si quieres saber cuál es la mejor época para venir a Girona, no te pierdas este artículo. Eventos, actos populares, fiestas, clima y otras muchas razones para aprovechar al máximo tu visita a esta bonita ciudad.

 

En Girona hay turismo todo el año. Cultura, deporte y gastronomía son los platos fuertes de esta ciudad, los 365 días del año. Vengas cuando vengas, encontrarás un montón de cosas por hacer! No te lo pienses y ven a disfrutar de los encantos de esta maravillosa ciudad! 

Primavera

Probablemente la mejor época para visitar Girona, sobre todo durante los meses de abril y mayo. Las temperaturas durante el día son agradables, y los días empiezan a ser largos. Si vienes durante el mes de abril, encontrarás algunas de las fiestas más populares de la ciudad, como la fiesta mayor del Barri Vell (centro histórico), y Sant Jordi, una de las fiestas más importantes de Cataluña. Durante el mes de mayo también tiene lugar el festival cultural más famoso de la ciudad: Temps de Flors.

Si te gusta hacer actividades al aire libre, la primavera es un buen momento para disfrutar de las rutas a pie por el Pirineo. También es el mejor momento para visitar algunos saltos de agua espectaculares, o bañarse en algunas de las pozas más bonitas de nuestro territorio. Si eres un amante del senderismo, aquí (link) te recomendamos algunas de las mejores excursiones por el interior de Girona. 

Verano

Durante el verano muchos gerundenses hacen vida en la Costa Brava. Aún así, la ciudad sigue llena de ambiente, y las terrazas y los parques se llenan de gente. Las temperaturas pueden ser bastante altas durante el día, por lo que siempre recomendamos visitar la ciudad durante las primeras horas de la mañana y evitar las horas fuertes de sol, que podemos dedicarlas a visitar los museos o la famosa Catedral. Se celebran algunos festivales culturales como el FITAG, un festival de teatro amateur, o el Festival del Circo en la calle, con espectáculos gratuitos. También se realizan algunas ferias de cerveza artesanal, con una gran oferta. Si quieres saber cuáles son las cervezas artesanales más buenas de Girona, haz click aquí (link).

También es el mejor momento para visitar las playas de la Costa Brava, pero es también la época en que se encuentran más masificadas. Aún así, es posible encontrar pocos turistas en algunas calas de más difícil acceso (consulta aquí nuestra guía de las mejores playas de la Costa Brava).

Otoño

El otoño es una muy buena época para viajar a Girona. No hay aglomeraciones de gente, y las temperaturas agradables permiten disfrutar casi en solitario de las playas de la Costa Brava. Los días siguen siendo largos, y podríamos decir que se inicia la época de más oferta cultural en la ciudad, sobre todo por el festival Temporada Alta, con numerosos artistas internacionales invitados. El frío suele llegar durante las fechas más señaladas de la ciudad, Sant Narcís, el patrón de Girona (día 29 de Octubre). Se celebran conciertos e infinidad de actividades por toda la ciudad, durante unos 10 días aproximadamente.

En cuanto a gastronomía, comienza la temporada de las castañas y de las setas, y muchos restaurantes de la ciudad preparan suculentos menús relacionados con estos productos durante el mes de noviembre. También tiene lugar la vendímia, para la posterior elaboración de vino. Si quieres conocer más sobre el mundo del vino en Girona, haz click aquí (link).

Especialmente recomendable es la visita a la Zona Volcánica de la Garrotxa, única en la Península Ibérica, y realizar excursiones a pie por los hayedos y bosques del interior de la provincia, cuando las hojas de los árboles tiñen las montañas de infinidad de colores ocres.

Invierno

En comparación con su vecina Barcelona, ​​la ciudad de Girona es más fría. Sin embargo, la mayoría de los días son soleados, pese a que son más cortos. Durante el invierno, se pueden realizar muchas actividades en la montaña, sobre todo el esquí. Las pistas más cercanas están a una hora y media en coche de la ciudad. En enero se inicia la temporada de calçots, una variedad de cebollas que se cocinan al fuego y se comen asados ​​con salsa romesco. Deliciosos!

A pesar de que algunos pueblos del litoral quedan vacíos, el invierno es una buena oportunidad para conocer a fondo el estilo de vida de muchos pueblos de Girona, ya que hay menos turistas y se tiene una experiencia más auténtica de la visita. Y si os gusta la naturaleza, os recomendamos visitar los humedales del Empordà, un paraíso para muchos animales, especialmente para las aves migratorias. 

Si buscas más información, no dudes en consultar los otros apartados de nuestra guía de Girona en nuestro blog!